Datos De Los Planetas Del Sistema Solar

Claudio Tolomeo publicó en el siglo II de nuestra era, un amplio tratado que explicaba el movimiento de los planetas de acuerdo al sistema geocéntrico . Hace ahora un buen tiempo que se habían observado los movimientos de los planetas que como Marte o Venus se distinguen precisamente entre el gran número de estrellas en el firmamento nocturno. Se habla del planeta mucho más distanciado del Sol, y por ello es también el más frío. Hablamos de otro enorme gaseoso, el menor de los 4, y está conformado por los mismos elementos principales que Urano.

Pero en 1993, la sonda Galileo pasó por el asteroide Ida de apenas 15 kilómetros de ancho y descubrió su luna Dactyl, de solo 700 metros de anchura. Desde entonces, se han descubierto lunas orbitando muchos otros planetas menores de nuestro sistema solar. Los planetas de nuestro sistema solar, e incluso algunos asteroides, tienen mucho más de 150 lunas en sus órbitas. Cronos y Saturno eran, de hecho, los dioses del tiempo y la agricultura.

El Mundo Urano

Durante cientos de años, los humanos desconocían la presencia del sistema solar y creían que la Tierra estaba en el centro del cosmos. Merced a astrónomos como Nicolás Copérnico, Galileo Galilei, Johannes Kepler y también Isaac Newton la humanidad desarrolló un nuevo modelo que explicaba el movimiento de los planetas con el Sol en el centro del sistema solar. Por fácil que pueda parecer, el nombre de nuestro planeta, sin embargo, también tiene un origen en la mitología griega. De este modo, en este caso, los viejos helenos denominaron a la Tierra en honor a la diosa Gea, la que era venerada como la creadora del cosmos y la madre, tanto de los dioses primordiales, los titanes, como de los primeros humanos. Al igual que sucede con el resto de planetas, posteriormente los romanos la bautizaron con el nombre de su diosa semejante, Terra, el que ha transcendido hasta el presente con las evidentes adaptaciones. Parte de la intensidad del brillo de Venus es debido a la proximidad con la Tierra, en tanto que se habla del mundo que más próximo se encuentra de nosotros.

También es muy probable que Júpiter no tenga una, sino tres capas de nubes repartidas en la parte mucho más baja de su atmósfera, la cual, en su totalidad, puede elevarse hasta los 1.000 km. De este modo, los astrónomos creen la capa más interna de la atmósfera podría estar formada por hielo de agua y vapor, la cubierta media probablemente esté conformada por cristales de hidrosulfuro de amonio y la capa superior de hielo de amoníaco. La ausencia práctica de atmósfera en Mercurio también propicia que las temperaturas en exactamente el mismo sean las más extremas del sistema del sol, pudiéndose alcanzar durante el día los 430ºC y durante la noche los -180ºC. También cabe decir que eje de rotación de Mercurio está inclinado solamente 2 grados con respecto al chato de su órbita cerca del Sol. Eso significa que da un giro prácticamente perfectamente en posición vertical y, por lo tanto, no experimenta estaciones.

Enigmático Hexágono En Saturno

Once veces mayor que la Tierra, Júpiter es el planeta mucho más grande de nuestro sistema del sol. Su área está cubierta de bandas de nubes que se extienden hasta capas profundas. Su atmósfera es rica en hidrógeno, sin embargo, las condiciones en su área deben ser mucho más propias del fin de un mundo que de su inicio. De las gigantes tormentas que azotan gran parte del mundo, la mucho más famosa es la Enorme Mancha Roja, que se cree que se formó hace mucho más de 300 años. De esta manera, Neptuno se clasifica como un enorme de hielo, y la mayoría de su masa corresponde con una suerte de “hielo” fluido de agua, amoníaco y metano que se asienta sobre un pequeño núcleo rocoso.

En muchas películas de ciencia ficción, las naves exclusivas se acostumbran a ver amenazadas por molestos campos de asteroides. La realidad es que el único cinturón de asteroides que conocemos existe entre Marte y Júpiter, y aunque hay decenas de miles de asteroides en él, están bastante espaciados y la posibilidad de colisionar con uno es pequeña. Conque es muy poco probable que los viajeros espaciales se encuentren en algún momento con enjambres o campos de asteroides en el espacio profundo que deban evitar tal y como si de una carrera de óbices se tratara. Pese a nuestro desconocimiento de hoy, ciertas cosas que sabemos nos resultan totalmente increíbles. En esta novedosa fotogalería compartimos un montón de datos sorprendentes sobre nuestro sistema del sol. El sistema del sol que alberga el lugar que llamamos hogar es un rincón enigmático y fascinante.

¡apúntate A Nuestra Newsletter Y Explora El Mundo Con Lonely Planet!

Por todas estas características, además de por la gran gravedad que domina en Júpiter, la que además de esto funciona como un escudo antiasteroides para los planetas interiores del sistema del sol, las probabilidades son interminablemente escasas. Más información El regreso a Venus y lo que significa para la TierraNo obstante, Venus no es tan similar a la Tierra como cabría esperar. De los mejores ejemplos de ello es su atmósfera, muy densa y rica en dióxido de carbono.

Venus es el planeta que refleja mucho más luz, con lo que se le considera el mundo más bonito. Su brillo y hermosura hicieron que se llamara Venus, en honor a la diosa romana del amor . Mercurius era el dios romano de roma del comercio y el mensajero de los dioses. Tenía unas sandalias con alas que le dejaba viajar muy rápidamente, como este planeta, el más veloz en dar la vuelta al Sol, de ahí que se le puso este nombre. El botón de radio que se titula Tolomeo y observamos el movimiento de Júpiter visto por un observador terrestre. El botón de radio titulado Copérnico y observamos a la Tierra y a Júpiter describiendo órbitas circulares cerca del Sol.

El Sol, La Estrella Que Mantiene La Vida En La Tierra

Las estrellas de neutrones pueden girar hasta 60 veces por segundo después de nacer. En situaciones destacables, esta velocidad puede aumentar a más de 600 ocasiones por segundo. Exactamente la misma la Tierra, Venus tiene un núcleo de hierro envuelto por un manto de roca caliente y una corteza rocosa. En cuanto a su superficie muestra un color oxidado y está salpicada de montañas y miles de grandes volcanes, algunos de los cuales los científicos piensan que aún prosiguen activos. Quizás no sepas que puedes hacer tu sistema planetario flotante con a penas unos pocos elementos que seguramente tienes en tu cocina. Vas a encontrar el pasito a pasito para poner en práctica este divertido experimento en nuestro contenido didáctico descargable.

Las órbitas de los planetas están todas en exactamente el mismo chato, salvo la de Plutón y la de ciertos cometas. De ahí que los planetas, asteroides y cometas giran unos dentro de otros, en órbitas concéntricas. La Tierra recibe su nombre en honor a la diosa griega Gea o Gaia, que hoy en día se podría traducir como Madre Tierra. Gea era la diosa que conocía los misterios de la naturaleza, la qeu permitía los cultivos y resguardaba a la gente de los terremotos. Más tarde, los romanos, como tenían otros nombres para exactamente los mismos diosis, la llamaron Terra.