Oso Polar En Peligro De Extinción Causas

Desde que Muir se hizo a la mar a bordo del Corwin, los gases de efecto invernadero han contribuido a calentar la temperatura media de la Tierra alrededor de medio nivel centígrado. Esta cantidad puede parecer una variación mínima, pero en nuestro mundo incluso medio grado puede alterar de manera notable un ambiente de hielo y nieve. Osos polares en el Ártico canadienseEn los breves veranos del Ártico canadiense, los osos polares se trasladan a tierra firme, donde el suelo se convierte en una paleta de vivos colores. Los osos polares tienen la aptitud de caminar y nadar enormes distancias a través del hielo y sus aguas heladas. Son nadadores muy fuertes y hábiles debido a las levemente palmeadas y grandes patas delanteras que utilizan para remar.

Sin embargo, hasta ahora había sido bien difícil estudiar la biología primordial y el comportamiento de los osos polares en este ambiente tan remoto y hostil. “Descubrimos que los osos polares tienen en realidad demandas de energía mucho más altas de lo que se había predicho. Registraron vídeos, áreas y niveles de actividad durante un periodo de 8 a 11 días, al unísono que los trazadores metabólicos permitieron al equipo determinar cuánta energía consumieron los osos.

Osos Polares En El Ártico Canadiense

La enorme contaminación que hay en todo el planeta, tal como a los pesticidas que están expuestos. A esto hay que agregar que la grasa de las focas, su primordial alimento en tanto que precisan comer cerca de 50 focas al año, está llena de toxinas que acaban en su organismo. Lo que hace todo lo mencionado es que padezcan una gran cantidad de abortos, nazcan cachorros con poquísimo peso y con un sistema inmunológico muy débil.

oso polar en peligro de extinción causas

Si bien ciertos perros chiquitos nacen en guaridas terrestres, la mayor parte de los nacimientos ocurren en guaridas nevadas que tienen la posibilidad de estar ocupadas entre 5 y 6 meses a lo largo del acontecimiento materno. En Alaska, las guaridas maternas están ubicadas en el hielo marino en mar adentro. Solo las hembras de osos polares preñadas guardan durante este prolongado período de tiempo, durante el cual dependen de las reservas de grasa para obtener energía y sustento.

Oso Polar Frente A Una Pared De Hielo Glacial (ursus Maritimus)

Algunas publicaciones prevén una sepa total de la cubierta de hielo en el verano del 2050, una situación muy próxima. El oso polar o Ursus maritimus es el rey del Ártico y un eslabón indispensable en su ecosistema. Además de esto, es un indicador clave de la salud medioambiental del hemisferio norte. Sigue leyendo y revela todo cuanto abarca su historia, sus amenazas y los planes de acción que existen para ayudarlo a subsistir. El calentamiento global provocado por el incremento del dióxido de carbono artificial, provoca que el hielo de mar del Ártico se derrita a una agilidad alarmante. Durante las últimas tres décadas, mucho más de un millón de millas cuadradas de hielo han desaparecido.

Canadá también aprueba la caza deportiva, no obstante, ha de estar guiada por los locales. En temporadas de deshielo pueden complementar su alimentación con ciertas aves y peces o incluso algas, si bien consumen mucha menos materia vegetal en comparación con el resto de su familia. El primordial aspecto que llama la atención en los osos polares es su tamaño. Los machos tienen la posibilidad de lograr los 2,6 metros de longitud, al tiempo que las hembras rondan los 2 metros.

Los osos polares son el depredador ápice y están expuestos a altos escenarios de contaminantes que se magnifican con cada paso más alto en internet alimenticia. Una característica clave de los contaminantes es que tienden a persistir en el medioambiente y a soportar la degradación. Varios de los contaminantes organoclorados son lipofílicos o «amantes de la grasa» y se unen íntimamente a las moléculas de grasa. Los osos polares son particularmente vulnerables a los organoclorados por el hecho de que comen una dieta rica en grasas. Las focas anilladas, barbudas y harpa comprenden el alimento primordial de los osos polares y los osos comen preferentemente la cubierta de grasa y, posteriormente, el consumo de contaminantes es alta (Schliebeet al.2006). Ciertas áreas del Ártico, como el nordeste de Groenlandia, el mar de Barents y el mar de Kara, tienen escenarios más altos de contaminantes.

Los Riesgos A Los Que Se Enfrenta El Oso Polar

Si la exploración o el avance ocurrieron lo suficientemente cerca de una madriguera, la madre puede dejar la madriguera prematuramente o abandonar a su descendencia (Schliebeet al.2006). Ian Stirling, el día de hoy ya retirado del Servicio de Vida Salvaje canadiense, transporta estudiando a los osos polares de la bahía de Hudson desde finales de la década de 1970. Allí observó que se hartaban de carne de foca en primavera y a principios del verano, antes de que el hielo se resquebraje, y que se retiraban a tierra estable en el momento en que el hielo se fundía. En un año bueno, llegaban a la época del deshielo con una gruesa cubierta de grasa. Una vez en tierra, entraban en un estado llamado de hibernación ambulante, con el metabolismo al mínimo para preservar las reservas de grasa.

Svalbard, Un Cobijo Natural En Pleno Ártico

Si se mantuviese la proyección actual de emisiones de gases de efecto invernadero, según un estudio publicado por la gaceta Nature Climate Change. Representan un peligro para los osos y el resto animales del hemisferio norte. Pienso que es esencial tomar conciencia para salvar esta bella clase y muchas más. A pesar de que desde 1973 está prohibida la caza del oso polar si no es como medida de subsistencia, en países como Rusia hay una clara falta de regulación que se convierte en campo abonado para que se expanda el furtivismo. La mayoría de estos ejemplares viven al oeste de Alaska, el norte de Alaska, Groenlandia, Canadá y Siberia, aunque no se descarta que también tengan presencia en Islandia.

A nivel global, detener el cambio climático es dependiente sobre todo de la voluntad política que demuestren los países a la hora de transformar las promesas contenidas en el tan celebrado Acuerdo de París, al que se llegó en la asamblea de la COP21. Si bien está en vigor, la realidad es que no tiene que ver con un contrato vinculante y los plazos para actuar de forma efectiva son cortos y requieren una reacción contundente en reducción de emisiones que no se está produciendo. Si algo está claro es que el oso polar no está en peligro de extinción por el hecho de que desee, todas las causas que lo llevaron a ese punto tienen siendo humana como punto de unión. Y si el ser humano es el que lo llevó al peligro de extinción, solo desde la acción humana se puede salvar al oso blanco. El mundo aún no lo sabía, pero a lo largo del verano en el océano Ártico, el hielo se fundía antes y mucho más rápidamente, y el mar se congelaba después.