¿por Qué Los Osos Polares Están En Peligro De Extincion?

Esto se origina por la escasez de alimento causada por la destrucción de su hábitat, el deshielo prematuro y el cambio climático. Más allá de que las secuelas del calentamiento global en el Ártico acaparan muchas novedades, es importante tener en cuenta que sus efectos van mucho alén de esta zona y quela pérdida de hielo tiene implicaciones mucho más alláde la disminución de osos polares. Entre ellas, por poner un ejemplo, está el hecho de que el hielo Ártico contribuye a la regulación de energía en el mundo al reflejar una gran parte de la radiación que nos llega del sol.

¿por qué los osos polares están en peligro de extincion?

Los cambios crecientes en el hielo marino que afectan el acceso a las presas van a tener un efecto negativo en los osos. Con menos comida, los osos polares no se reproducirán con más continuidad y van a dar a luz crías más pequeñas que tienen tasas de mortalidad más altas. Los osos polares pueden verse obligados a mantenerse en la costa a lo largo de periodos prolongados y dependen de las reservas de grasa depositadas la primavera anterior para sobrevivir.

Los Contaminantes Amenazan Al Oso Polar

Para el otoño, las jóvenes focas son más mayores y mucho más sabias, y los osos polares no pueden apresar tanta cantidad. “Se estima que los osos podrían atrapar unos cuantos por mes en el otoño, en comparación las 5-10 por mes en la primavera y el comienzo del verano”, aclara el estudioso. Un oso famélico ignora el ataque de un charrán ártico mientras busca huevos en la costa de la bahía de Hudson. El verano obliga a los osos a quedarse en tierra, donde el biólogo Ian Stirling ha visto una relación entre la reducción del hielo marino, la delgadez de los osos y las camadas mucho más pequeñas. Estos poderosos cazadores suelen depredar sobre las focas con las que comparten hábitat. En pos de las poblaciones de focas frecuentan zonas de hielo que se desplazan y se agrietan así como acechan en los agujeros en la banquisa, en tanto que es allí donde las primeras pueden salir para respirar aire.

Si conseguimos achicar el calentamiento de la atmósfera, afirma Amstrup, no será tarde para el oso polar. Sin embargo, añade, «si el planeta se prosigue calentando, aun esos últimos cobijos van a dejar de ofrecer sustento al símbolo del Ártico». Los osos polares habitan el nicho ártico, donde convergen aire, hielo y agua. Perfectamente adaptados a ese ámbito hostil, la mayor parte pasa toda la vida sobre el hielo marino, cazando todo el año, y solo vuelven a tierra estable para elaborar las madrigueras donde dan a luz. Se nutren sobre todo de focas anilladas y barbudas, pero a veces cazan morsas e incluso belugas. Están acostumbrados a desplazarse a cientos y cientos de km, valiéndose de enormes bloques de hielos flotantes que usan como balsas en pos de mejores fuentes de alimentación.

Suscríbete Y Apóyanos «por Un Planeta Mucho Más Humano, Justo Y Regenerativo»

El almacenaje o acceso técnico es requisito para la intención legítima de guardar opciones no pedidas por el abonado o usuario. Lo más posible es que el encontronazo que pronosticamos ocurra bastante antes de lo que recomienda la investigación», ha asegurado Amstrup. «El problema es que su entorno se está fundiendo, literalmente», ha señalado Amstrup.

Cada vez es más difícil para las hembras llegar a los sitios de tierra estable donde antes daban a luz. En entre las islas Svalbard los científicos han comprobado que si el mar tarda en congelarse, la primavera siguiente apenas hay madrigueras. Los osos polares son buenos nadadores, pero nadar enormes distancias en mar abierto es agotador y puede resultar mortal. En 2008 una osa con radiocollar y su cría de un año nadaron 687 kilómetros para lograr el hielo que hay en frente de la costa norte de Alaska.

Hombres Y Osos Se Ven Las Caras En Los Peores Niveles

Si se presenta la oportunidad, los osos polares también consumen cadáveres, como los de ballenas fallecidas. Estos gigantes árticos son los dueños de su entorno y no tienen contrincantes naturales. Estar mucho más tiempo en tierrareduce el ingreso de lososos polaresa las presasy alarga sus periodos de ayuno. Además de esto, esto tiene impactos en la reproducción y cría de los cachorros, puesto que las hembras preñadas dependen de su grasa corporal para respaldar la gestación y una parte de la lactancia. Cualquier cambio de hábito, como reducir la polución o ahorrar energía eléctrica, por pequeñísimo que sea, contribuye a contrarrestar el calentamiento global.

En 2007, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza incluyó a los osos polares en la categoría de «atacables y con población decreciente» en su Lista Roja de especies conminadas. El calentamiento global hace que este hielocada vez desaparezca antes y vuelva a formarse después, incrementando el tiempo que los osos polares pasan en tierra. De hecho, es algo que se ha visto ahora en varias zonas donde los osos polares pasan ahora30 días más en tierra que en la década de 1990. Sin embargo, el cambio climático no es el único inconveniente al que se combaten estos mamíferos.

Por El Cambio Climático, Las Sequías Son 20 Ocasiones Mucho Más Probables En El Hemisferio Norte

Todos los años, la capa de hielo retrocede antes de tiempo y se forma de manera mucho más tardía, por lo que a estos grandes predadores les toca pasar periodos más prolongados en tierra sin comer, lo que los desgasta y amenaza su salud. Las hembras de oso polar dan a luz en invierno, en la mayoría de los casos a los gemelos. Los cachorros jóvenes, que en edad avanzada, pueden llegar más allá casi 700 kilos y miden mucho más de 2,5 metros, viven con sus mamás a lo largo de unos 28 meses para aprender las habilidades de supervivencia primordiales en el radical clima ártico. Estas mamás resguardan agresivamente a sus crías sin recibir asistencia alguna de los machos. En verdad, los osos polares hombres tienen la posibilidad de llegara a matar a los jóvenes de su especie e inclusive a su propia prole. Se han documentado algunos casos de canibalismo –algo que no se había visto hasta la actualidad–, sobretodo en machos que atacan a perros chiquitos.

Varios contaminantes tienen la posibilidad de transmitirse vía alimentaria porque se amontonan en los tejidos de las presas del oso. De forma especial destacan los compuestos perfluorados, por el hecho de que tienen la aptitud de unirse a las grasas, como las de la piel de las focas . De esta manera, los reyes del Ártico resultan más susceptibles a sus efectos.