Quien Le Pone Los Nombres Alos Huracanes

La institución encargada de la denominación de estos fenómenos meteorológicos es la Organización Meteorológica Mundial, con sede en Ginebra, que prosigue un procedimiento riguroso. La lista del Atlántico cuenta con una relación anual de 21 nombres masculinos y femeninos que van alternándose. En la cuenca del Pacífico, el trámite es idéntico, si bien la lista tiene 24 nombres. Verdaderamente fue esta práctica de america la que se instauro de forma definitiva a mediados del siglo XX. Se prefijaban nombres femeninos por adelantado para denominar a los huracanes y tifones de cada temporada.

De a poco, el sistema ideado por Clement Lindley Wragge fue ganando cada vez seguidores y al final se consolidó entre la mayor parte de los meteorólogos. Y, en estas tres enormes áreas geográficas,hay un total de diez áreas de predominación, donde los nombres no son iguales para adecuarlos a los idiomas locales. La finalidad es hallar que los nombres sean sencillos para la población, de forma que se logre informar sobre ellos de una manera alcanzable y comprensible. De esta forma, antes que Gabrielle o Humberto llegaron Andrea, Barry, Chantal, Dorian, Erin y Fernand, ninguno de ellos con vientos de sobra de cien kilómetros por hora y que solamente trajeron secuelas. Los Servicios Meteorológicos Nacionales de Portugal , Francia (Météo-France), Bélgica y España tienen elaborado una terna. Ideas Indispensables es una iniciativa de Mediapost cuyo propósito es difundir el mensaje de personas extraordinarias cuyas ideas despiertan una conciencia crítica y contagian valores universales que nos hacen mejores a todos.

Harvey e Irma son los nombres de los dos últimos huracanes que han sembrado el pánico tanto en el Caribe como en el sur de Estados Unidos. Al final, los ciclones formados en el Índico tiene listas vigentes desde 2004 que varían según el territorio al que afectan. De esta manera, logramos hallar nombres como Ogni, Nisha, Nilam, Ninofar, Murjan, Mora, Mala o Fanoos. No te extrañes si ves alguno de estos apelativos más adelante, en tanto que son reutilizados constantemente. Nada queda al azar en el momento de elegir nombre para esos huracanes que imponen el miedo en diferentes zonas del planeta.

Así Son Los 8 Planetas Del Sistema Solar

Décadas después, múltiples conjuntos feministas criticaron la decisión de NWS, al estimar que utilizar únicamente nombres de mujeres para designar los huracanes era una manera de machismo, en tanto que eran fenómenos imprevisibles y peligrosos. La Organización Meteorológica Mundial elabora seis listas de nombres, una para la temporada de huracanes en curso y el resto para los próximos años. Cada lista tiene 21 nombres y cada año se marcha alternando un nombre masculino y otro femenino en primer lugar.

Como se puede observar existen nombres de origen inglés, francés, español, etcétera.. Los predictores americanos se percataron de la eficacia de denominar a estos sistemas con nombres cortos y familiares. Este hecho no solo repercutía en sus trabajos del día a día sino que los medios informativos y publico generalmente prestaban mucho más atención y se quedaban mucho más de manera fácil con ellos. Era mucho más fácil rememorar que el huracán Golbert de categoría 4 estaba frete a las costas americanas que relatar la latitud y longitud, intensidad de los vientos, etcétera.. No fue hasta 1978 y 1979 en el momento en que se dio nombre masculino y femenino a los tifones del Pacífico y huracanes atlánticos, respectivamente. En Europa, es la Universidad Libre de Berlín la que bautiza a anticiclones y borrascas desde 1954.

¿Cómo Se Escoge El Nombre De Los Huracanes?

Y es que durante muchos siglos, el bautismo de los huracanes quedaba preciso por el beato del día en que manifestaban su poder de destrucción en una región específica. De esta forma, en 1825, el huracán de Santa Ana sería recordado por azotar Puerto Rico el 26 de julio. Hasta principios del siglo XX, los huracanes que golpeaban las islas españolas del Caribe eran llamados según el beato patrón del día. En aquella época todavía se creía que los desastres meteorológicos eran una providencia divina. En el momento en que se acaba el periodo de seis años, las listas vuelven a repetirse cíclicamente.

Previamente, a la mayoría de las tormentas tropicales que asolaban el área de las Antillas se las acostumbraba a entender con el nombre del santo del día en el que aparecían. Por poner un ejemplo, al huracán que golpeó Puerto Abundante en 1825 se le llamó “Santa Ana”. En 1928 el huracán que sacudió también Puerto Rico fue popular como “San Felipe”.

quien le pone los nombres alos huracanes

Esta costumbre se consolidó entre los meteorólogos y predictores de la Navy de EEUU durante la Segunda Guerra mundial en la batalla del Pacífico. Desde 1953, Estados Unidos decidió entablar nombres propios a todos sus huracanes. No sería hasta 1978 cuando los huracanes han comenzado a contar con nombres masculinos. Un año más tarde, en 1979, Organización Meteorológica Mundial y el Servicio Meteorológico estadounidense, eligieron cambiar nombres de hombres y mujeres para el ascenso de tormentas. Como puedes revisar, el nombre es femenino, lo que alimenta el rumor de que los huracanes más poderosos reciben el nombre de mujer.

Los Huracanes De Hoy Y Del Mañana

Los resultados de la investigación instó al Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos a poner énfasis en la relevancia de fijarse en la categoría de las tormentas tropicales, no no en su nombre, a la hora de enfrentarse a ellas. Si nos centramos en los huracanes atlánticos se tiene que, desde 1953 los huracanes del Atlántico se han nombrado con una lista predefinida y desarrollada por el Centro Nacional de Huracanes de EEUU, sólo con nombres femeninos. La OMM es la que en la actualidad se encarga de producir las listas por periodos predefinidos. Se hacen listas para cada región donde se desarrollan huracanes y tifones y hay un comité particular que entre otros muchos temas transporta el de ofrecer nombres a los ciclones tropicales. Esas listas, que utilizan nombres en tres lenguajes (inglés, francés y español), se reutilizan cada seis años.

En 1941, el escritor George R. Stewart recuperó esta idea y en su novela ‘Storm’ asignaba a cada tormenta un nombre de mujer. Esta práctica fue asumida por los meteorólogos de EEUU durante la Segunda Guerra Mundial, poniendo a las tormentas tropicales los nombres de las amadas de las que habían tenido que separarse para participar en el conflicto bélico. Según comunica Muy Atrayente, el procedimiento de hoy incluye varias listas de nombres de personas que se repiten cada 6 años, a fin de que no haya confusión sobre esto.

La manera en la que se deciden los nombres es algo en lo que, indudablemente, nunca hayas planeado. Los nombres de los huracanes se organizan todos los años por orden alfabético, alternando nombres masculinos y femeninos, excluyendo las letras Q, U, X, Y y Z. Hasta entonces, los nombres de los huracanes más devastadores son eliminados de todas las listas con el propósito de no confundir a la sociedad. Hasta entonces, el comité establece un nuevo nombre en la lista que comience por la misma letra. El nombre de los huracanes que mucho más destrozos han provocado no podrán ser empleados durante por lo menos los 10 años, razón por la que no se utilizan nombres como Katrina. Hoy en día, un comité internacional de la Organización Meteorológica Mundial creó una lista donde aparecen los nombres de los huracanes que tendrán lugar en un intérvalo de tiempo de seis años.

Como afirmábamos, la brutal potencia de Irma la transformó en la tormenta más especial y devastadora de la historia. Por otro lado, el huracán Harvey causó unos daños difícilmente reparables en Texas. Estos monstruos de la naturaleza cada vez son más usuales, por lo que te recomendamos conocer de qué manera se forman. Posiblemente, cuando leas esto estén naciendo Gabrielle o Humberto, 2 huracanes cuyos nombres asignados son los próximos en la lista correspondiente. Porque para este 2013, como cada año, hay un listado rotatorio con 21 nombres, diez de hombre y 11 de mujer designados para el área atlántica, la más activa ahora mismo. En algunas ocasiones, en el momento en que un huracán resulta en especial destructivo,su nombre es retirado y sustituidoen la lista por uno que comienza por exactamente la misma letra.